Vuelo al pasado del Moulin Rouge con LA HERENCIA DEL PROFESOR
On 23 noviembre, 2018 | 0 Comments

Víctor M. Mirete firmará ejemplares de su nuevo libro el 24 de noviembre en EL CORTE INGLÉS de Murcia

El nuevo libro de Víctor M. Mirete (Malbec Ediciones) supone, sin duda, toda una invitación a volar al pasado, a vivir una flamante época de entreguerras en el Moulin Rouge parisino. El autor firmará ejemplares de esa invitación en forma de libro: LA HERENCIA DEL PROFESOR, en El Corte Inglés de Murcia (sábado, 24 de noviembre).

Y con motivo del lanzamiento de esta novela, precuela de las andanzas del espía Frédéric Poison, personaje trascendental dentro del imaginario del autor murciano, EL QUINTO LIBRO ofrece una amplia crítica en la que se destacan las habilidades de Víctor Mirete, capaz de hacer volar al lector: “Vuela al pasado, a París. Entra en el Moulin Rouge y deja que el autor te susurre la historia“.

Con LA HERENCIA DEL PROFESOR, regresa Frédéric Poison, pero como “imberbe muchachuelo de universidad, ávido de conocer mundo y sin un rumbo aún claro de hacia dónde va a conducir su vida”.

La aparición de una compañera muerta y crucificada le espolea para, casi sin saberlo, iniciar un largo camino en el universo de la investigación, un primer escarceo con un mundillo que le atrae como un agujero negro a la más hermosa de las estrellas.

Mirete, el maestro del birlibirloque

Mirete, “un maestro ya en el arte del birlibirloque, coge de la mano al lector y lo lleva de paseo al París de los años 30, una época entre las dos grandes guerras en la que la gente necesitaba magia, ilusiones donde albergar la esperanza de una vida marcada por la desigualdad y la penuria, y un lugar que desprende esa magia, ese aura inclasificable donde los problemas desaparecen y se convierten en lujuria, sinrazón y desenfreno”.

El Montmartre es el lugar de tales sueños, y el Moulin Rouge su epicentro. Y hasta allí te lleva Víctor, “para enseñarte que no es necesario moverte de tu sillón, tu cama o donde sea que leas para vivir una noche en el cabaret, entre mujeres sugerentes, camareros de dudosa ralea y borrachos empedernidos”.