0.00

Una ciudad inventada

  1. En medio de una gran tormenta, con su madre aun sangrando por una herida en la cabeza, Alma Morales Calvache llega al mundo. Una manera singular para una mujer diferente.

Una ciudad inventada es la historia de Alma, que une su vida a Ramón, con quien comparte la aspiración de poseer unos terrenos en su pueblo de Alhama de Almería, donde sembrar uva de Ohanes, cepa resistente que se convirtió en el «oro verde» de esa zona de Andalucía; ambición que les llevará a la ciudad minera de La Unión, a finales del siglo XIX.

Relata el viaje de Alma a La Unión, una «ciudad inventada» en el albor de la industria minera, con su cielo siempre gris, sus enormes chimeneas y una vida más semejante a los lejanos pueblos del Oeste Americano, que a la realidad de España en esa época: burdeles, violencia, juegos de cartas, minas, hollín y flamenco, una mezcla explosiva para una familia alhameña con ocho hijos, en busca de su sueño.

La vida de esta mujer, con pensamientos adelantados a su tiempo, se mezcla con los conocimientos farmacéuticos, la uva, la cultura y la situación política de un país convulso, en medio de una guerra por conservar la última colonia que le quedaba allende los mares: Cuba.

Esta novela es un relato íntimo, de sororidad, aprendizaje, amor profundo, amistades y sueños por cumplir, que fluye entre dos localidades, Alhama de Almería y La Unión, y una mujer valiente: Alma Morales Calvache.

 

 

 

Comprar este libro

978-84-120691-0-5 2019 396 Malbec Ediciones , , , , , , , , , ,
Compartir

Conocer Al Autor

Una ciudad inventada

Año 1858. En medio de una gran tormenta, con su madre aun sangrando por una herida en la cabeza, Alma Morales Calvache llega al mundo. Una manera singular para una mujer diferente.

Una ciudad inventada es la historia de Alma, que une su vida a Ramón, con quien comparte la aspiración de poseer unos terrenos en su pueblo de Alhama de Almería, donde sembrar uva de Ohanes, cepa resistente que se convirtió en el «oro verde» de esa zona de Andalucía; ambición que les llevará a la ciudad minera de La Unión, a finales del siglo XIX.

Relata el viaje de Alma a La Unión, una «ciudad inventada» en el albor de la industria minera, con su cielo siempre gris, sus enormes chimeneas y una vida más semejante a los lejanos pueblos del Oeste Americano, que a la realidad de España en esa época: burdeles, violencia, juegos de cartas, minas, hollín y flamenco, una mezcla explosiva para una familia alhameña con ocho hijos, en busca de su sueño.

La vida de esta mujer, con pensamientos adelantados a su tiempo, se mezcla con los conocimientos farmacéuticos, la uva, la cultura y la situación política de un país convulso, en medio de una guerra por conservar la última colonia que le quedaba allende los mares: Cuba.