Blog

novela negra policiaca crimen jorge escritoe

Mezcla de suspense y thriller, Jorge García no da tregua al lector

Es mucho más que una novela negra, o que una compleja novela policíaca, criminal y de suspense. UN ÁNGEL EN CARABANCHEL, de Jorge García es todo un descubrimiento, una obra magistral editada por MALBEC de la que se hace eco EL BLOG AURISECULAR.

A lo largo de un amplio análisis en este blog literario, se destacan mil y una virtudes literarias de esta novela y de su autor, creador en esta novela de un personaje muy particular: Carmelo Latorre LATO.  “Es el antihéroe por definición, un hombre mayor, sin atractivo físico, sin empatía, torturado eternamente por lo que ha tenido que vivir como policía, escéptico en cuanto a la sociedad en la que se ha desenvuelto hasta su jubilación”.

UN ÁNGEL EN CARABANCHEL en el BLOG AURISECULAR

La novela de Jorge García tiene un trasfondo pesimista; de hecho, es más que novela negra. En sus páginas se desconfía del sentido que pueda tener el universo, el mundo es un espacio ilógico que no hay forma de ordenar. En este contexto, la muerte de los más desfavorecidos no genera intriga porque es la consecuencia de la corrupción a niveles elevados, judicial, eclesiástico, castrense.

La investigación del asesinato

La investigación del asesinato pasa por una reflexión sobre el ambiente donde se ha desarrollado y el lector es capaz de discernir la importancia que adquieren la injusticia social y la violencia subyacente”, apunta este blog.

No creo que Un ángel en Carabanchel sea novela policíaca porque en realidad no hay enigmas por resolver; comienza in medias res, desvelando la tortura de Reme y anunciando su muerte. Misterio no hay, pero desde la primera página el lector queda sobrecogido y en tensión hasta el final.

Un ángel en Carabanchel tampoco se caracteriza por la “interpretación racional del policía que lleva el caso para dar a conocer una sociedad que quede descrita en sus acciones, como suele ocurrir en las novelas policíacas, donde la razón es lo que realmente sostiene la sociedad”.

Una novela criminal

Hay un puente en esta obra “que nos lleva directamente a la novela criminal; en el que la reflexión sobre la investigación y los delitos cometidos se complementa con hábitos y referentes de determinadas comunidades, de manera que tenemos muy clara la diferencia entre los colectivos que andan en juego y somos conscientes de que los poderosos no van a perder, por vía judicial o legal, porque están respaldados”.

En esta novela editada por MALBEC “hay cierta complejidad armónica en una narrativa totalmente dura que aparece reflexiva en el narrador al tiempo que se suelta en diálogos totalmente espontáneos” y “la fluidez dialógica acompaña a la intriga y la angustia, a la dureza probatoria que representa, porque el caso de Reme, tal y como atestiguó Coral, la asesinada treinta años atrás, puede ser el de muchos menores desaparecidos sin que la justicia haya velado por ellos”.

Una mezcla perfecta de suspense y thriller

La novela es una mezcla de suspense y thriller que no da tregua al lector hasta que no llega al final. Será entonces cuando establezcamos el perfil completo de los personajes. “Los asesinos no tienen motivación para actuar, el autor los ha relegado a sádicos psicópatas, gente poderosa que disfruta infligiendo dolor. No hay solución para ellos. Son dioses que todo merecen, desde su propio placer hasta el dolor ajeno y cuando el daño no ha sido suficiente, se encolerizan”.

La brutalidad que implican las confesiones en primera persona supera las trabas de la ficción, por eso aparece el narrador en tercera persona, para tomar distancia del personaje aludido. Sin embargo, “este narrador no consigue despegarse del Lato, antes bien, lo acerca al lector mediante la admiración y la ternura que despiertan algunos animales. Como aquellos con los que se compara, Carmelo hace gala de una total espontaneidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *