Sones de Iemanyá, la novela más pasional de JB Rodríguez Aguilar
On 14 enero, 2018 | 0 Comments

Multitudinaria presentación en Madrid de esta historia ligada a la música y al mar

Sones de Iemanyá, una de las más brillantes novelas publicadas por MALBEC EDICIONES, acaba de ver la luz oficialmente. En el abarrotado salón de actos de la Biblioteca Pública Manuel Alvar de Madrid, su autor, Juan Bautista Rodríguez Aguilar, escoltado por su editor Javier Salinas Ramos, dio a conocer los detalles de su trabajo más pasional, una obra de ficción ligada al mar y a la música.

Fue Javier Salinas, el que en una breve intervención, abrió el encuentro literario. Y lo hizo para confirmar que Sones de Iemanyá “es una de las más grandes novelas de MALBEC gracias a la calidad narrativa de su autor, un escritor de altura que debe llegar muy lejos“. También mostró su satisfacción por encontrarse junto a la calle Cartagena de Madrid. “Sin duda, una señal digna de mención”.

El autor desgranó aspectos y detalles de esta novela ante un salón rebosante, y lo hizo con el apoyo sobresaliente de dos actores, dos voces impresionantes “que iluminaron la novela”: Teresa Marcos y Carlos Casado.

Sones de Iemanyá llevó al autor más de cinco años de escritura, eso sí, interrumpida. “Se trata de mi novela más ambiciosa y extensa“; una historia “de pasiones: por una parte, el mundo de la música y la ópera, por otra, mi pasión por Brasil, por su cultura, por la lengua potuguesa…”. Todo ello, como afirmó el editor, “muy bien empastado gracias a una excelente construcción narrativa” basada en la creación de dos tramas que confluyen en la recta final del libro.

Es la obra más ambiciosa y extensa de su autor. Una de las más grandes novelas publicadas por MALBEC EDICIONES, llena de pasiones ligadas a la música y al mar, donde no faltan el romanticismo, el suspense y el drama

JB Rodríguez Aguilar (https://jbrodriguezaguilar.com) matizó ante la audiencia que la primera trama de Sones de Iemanyá transcurre en Madrid, a finales de los 90 del pasado siglo. Su protagonista en un estudiante de canto, un tanto frustrado, con muchas dudas, muy neurótico, que en un momento dado es escuchado por el gran Alfredo Kraus. Mantiene una relación con una chica que hace de psicólogo personal. Esta trama ocupa los capítulos impares y está escrita en forma de diálogo.

La segunda trama se sitúa en Brasil, en las décadas 60 y 70 del pasado siglo, una época convulsa en el país americano por el golpe de estado en el año 1964. La protagonista es Amanda, una bailarina joven y mulata, que realiza una gira por los teatros de ópera del noroeste de Brasil.

Es una mujer apasionada, soñadora, idealista. Durante la gira, conoce a Mauricio, un argentino del que se enamora, con el que mantiene una relación llena de vicisitudes. Esta trama ocupa los capítulos pares, está narrada en primer persona, de forma muy sentida.

Tres son los grandes temas de SONES DE IEMANYÁ:

El personaje real de Alfredo Kraus. JB Rodríguez Aguilar se considera un apasionado de este tenor.

De hecho pensó en escribir un biopic sobre el artista pero al final “la idea me pareció descabellada y finalmente lo dejé en un segundo plano dentro de esta historia”. No obstante, su presencia “tiene una incidencia muy importante. No en vano, es elemento clave en la trama.

El tema del mar. Vibra de fondo en la novela. El mar es telón de fondo en cada una de las páginas.

Los estados de ánimo de los personajes están ligados al mar, en concreto al Atlántico, que en este caso “lo utilizo como la unión de dos orillas, de dos mundos distintos: Europa y América”. El mar de representa a través de la divinidad Iemanyá, de origen africano, que se venera especialmente en el Caribe.

Historias de amor: la de Jorge y Marta, la de Amanda y Mauricio. Dentro de ellos, no falta el suspense, el romanticismo, la pasión, los conflictos. “Amanda con Mauricio descubre el amor, y lo vive de manera desbordada y sobredimensionada”.

SONES DE IEMANYÁ EN KINDLE AMAZON