Pilar Fernández, madrina de las mujeres inmigrantes de Cartagena
On 27 abril, 2017 | 0 Comments

El evento ha estado organizado por la concejalía de Servicios Sociales

La escritora de Malbec, Pilar Fernández Senac, ha sido la madrina del Encuentro de Relatos organizado por la Mesa de Trabajo de la Mujer Inmigrante de Cartagena, dependiente del Área de Servicios Sociales. Se ha celebrado en el salón de actos de la Politécnica de Agrónomos de Cartagena.

La autora de Como diente de león y El domador de nubes  ha ejercido muy satisfactoriamente el cargo al que ha sido invitada. En su intervención ha señalado:

Estamos aunando literatura y mujeres, dos aspectos con los que me siento muy identificada. Mi condición de mujer creo que es evidente; y mi conexión con la literatura es algo que ha existido siempre. Sin embargo, hay otro factor que sumar a esta ecuación de mujeres y literatura, y es el de inmigrante. Pienso que ese hecho hace esta mezcla mucho más complicada, pero opino, que también lo hace más valioso. No creo que nadie deje su país por placer, salvo que sea para ir de vacaciones, sino que cualquier persona que abandona su entorno, su gente, sus costumbres y muchas veces, su idioma, lo hace empujado por grandes razones. 

Las mujeres en general, son valientes, fuertes y tienen una gran capacidad de adaptación. Pero es que, las mujeres que emigran, tienen de todo esto en mucha más cantidad. Solo tienen que creerlo, que creérselo y ser capaz de mostrarlo a los demás. Y para ello cuentan con la palabra, una herramienta única y, a la que muchas veces, no se le da el valor que se merece.

Las mujeres en general, son valientes, fuertes y tienen una gran capacidad de adaptación. Pero es que, las mujeres que emigran, tienen de todo esto en mucha más cantidad

Escritura como arma

Escribir es un arma que debéis usar para haceros oír, para mostrar a los otros quiénes sois, de dónde venís y adónde queréis llegar. Muchas de las que estáis aquí, hoy lo habéis hecho, y puedo imaginar lo difícil que tiene que haber sido abriros en un texto, pero también  me puedo hacer una idea del orgullo que habréis sentido al ver vuestras palabras cobrando vida en un papel. Mi más sincera enhorabuena a todas y cada una de vosotras por tener la valentía de hacerlo, por estar aquí esta mañana para mostrarnos un poquito de vosotras por medio de vuestros relatos. Espero que hayáis podido comprobar la libertad que se siente cuando un poquito de ti se convierte en historia, la forma en la que lo que narráis aligera su peso en vuestros hombros.

Es un orgullo contar con todas las instituciones que habéis promovido esta actividad, alentadas por el Ayuntamiento de Cartagena y su Concejalía de Servicios Sociales.  A todos vosotros, gracias por ser conscientes del valor de la palabra para mejorar la autoestima; para liberar nuestra mente y nuestro corazón; para comprender una cultura nueva; para conocer un idioma. Por eso, y por la dificultad de llevarlo a cabo, mis felicitaciones.

En Como Diente de León, la protagonista es una mujer, es ella la que nos cuenta un momento de su vida en la que todo lo que conocía y en lo que confiaba, se rompe. Las circunstancias, la obligan a reajustar todo lo que conoce, lo que creía; se ve obligada a aprender a quererse de nuevo y también a dejar que la quieran otra vez. Después de dar muchas vueltas al trocito que nos podría ser útil hoy, decidí quedarme con un párrafo del final, porque creo que todos sabemos lo que es pasarlo mal pero, a veces, nos olvidamos que todo pasa si sabemos luchar por salir de ello.

Miedo a volar

Para terminar, hay una frase en esta novela que la ha representado desde el principio, y que dice así: “Los dientes de león son trocitos de nubes que han echado raíces porque tienen miedo a volar”. Así que, yo hoy os digo a todas que no tengáis miedo, que soltéis esas raíces que os atan al suelo y no os dejan alcanzar el cielo. Que luchéis por ser dientes de león volando libres por el cielo, da igual la tierra desde la que despeguéis, porque el cielo es el mismo para todos, y si lo hacéis usando las palabras, podréis comprobar que  voláis mucho más alto“.

Seguidamente ha hecho entrega de diplomas a las entidades participantes (entre ellas Rascasa, Columbares, Murcia Acoge, Caritas o Alraso), organizadoras de un taller de relatos, la mayoría inmigrantes que han leído algunos relacionados con diferentes aspectos de su vida.

La idea de estos talleres, aparte de lograr una mejora lingüística, es conseguir que las mujeres compartan experiencias mejores su autoestima y muestren aspectos relacionados con su vida en un país diferente al suyo.