Mariano Ruiz Guasch y MALBEC hacen realidad INTERFERENCIA
On 5 abril, 2019 | 0 Comments

El editor Javier Salinas y el escritor Antonio Menchón acompañaron al autor en LOS HABANEROS

Tras el éxito de su ópera prima, LA PRIMERA CATEDRAL, Mariano Ruiz Guasch hace realidad su segundo trabajo literario de la mano de MALBEC EDICIONES. INTERFERENCIA es el título de su nueva novela que aborda una conspiración futurista dentro de una trama repleta de suspense.

El acto, celebrado en el flamante HOTEL LOS HABANEROS de Cartagena, arrancó con unas palabras de editor de MALBEC, Javier Salinas, que destacó la ambición narrativa del autor, su capacidad para hacer real una historia de ciencia ficción.

También resaltó la complejidad de crear este tipo de historias que «no son propias de autores locales, todo lo contrario». Por ello, «en Malbec confiamos del éxito de INTERFERENCIA en toda España».

Sutileza de los personajes

Antonio Menchón desgranó algunos de los aspectos más destacados de la novela: descripción con sutiliza de los personajes que hace que el autor «busque que el lector juegue con su imaginación», importante presencia de las nuevas tecnologías, «por lo que es una novela muy actual».

También señaló que INTERFERENCIA es «una novela envolvente gracias a la cercanía que encuentra el lector con los personajes». Además, «es un libro apto para todos los públicos, con el que se disfruta leyendo» en el que Mariano Ruiz «utiliza la técnica del flash back con maestría»

El autor, Mariano Ruiz Guasch

Mariano Ruiz Guasch confirmó que la obra nació en su mente hace diez años. Se trata pues de una novela muy elaborada, con cuatro personajes principales, con su pasado y presente.

En INTERFERENCIA se juega con los sueños y la realidad, con la posibilidad científica de hacer palpables los sueños, hacer una realidad alternativa de ellos, todo dentro de una ambiciosa «trama de misterio y suspense» ambientada en Noruega «por necesidades de la propia historia».

El autor, en redes sociales ha señalado: «Solo puedo dar las gracias a todos los asistentes por su presencia, su interés y sus preguntas. Y por supuesto a Javier Salinas Ramos y Antonio Menchón por las palabras tan bonitas que me dedicaron, y a Hotel Los Habaneros Cartagena por dejarnos un espacio tan elegante».

Momentos como los de anoche «son los que te hacen pensar que vale la pena todo el tiempo y esfuerzo que ponemos los escritores en juntar palabras para crear una historia que al final es para los lectores». Por eso, «no hay mayor satisfacción que observar como aquello que has creado con tanto cariño y esfuerzo (de nuevo) es recibido con los brazos abiertos por aquellos que te aprecian. ¡Muchas gracias a todos!»