Malbec ultima la tercera edición de Los niños de Belzec
On 22 agosto, 2016 | 0 Comments

La editorial de Cartegena presenta la imagen de la novela de Víctor M. Mirete

Ya es una realidad. La segunda entrega de la saga de Frédéric Poison: Los niños de Belzec, tiene tercera edición, y esta vez es de la mano de Malbec Ediciones, en quien ha confiado el autor de la trilogía, Víctor M. Mirete.

Esta novela supone una emocionante aventura que es de lectura obligada por su calidad y acción. Esta segunda entrega del autor murciano confirma y reafirma su personaje, Frédéric Poison. También denota una gran labor de documentación que da más credibilidad si cabe a la trama

El escritor vuelve a emplear de forma magistral el recurso del flashback y nos mantiene en tensión hasta el sorprendente desenlace.

Una historia impactante enmarcada en los cruentos años de la posguerra mundial y con el tema del exterminio judío por parte de los nazis como caldo de cultivo.

Sinopsis:

Los juicios de Nuremberg supusieron algo más que un enjuiciamiento a los criminales nazis tras la II GM. Supuso, además, un motivo para volver a dividir al mundo y para que cada pueblo luchase por su honor y su renacer.

Durante el proceso judicial contra los einsatzgroupen, tiene lugar en Alemania una serie de secuestros de los hijos de varios SS alemanes desaparecidos y procesados por la operación Reinhart. Naciones Unidas pide a FMP Investigadores seguir la pista del caso. Frédéric reúne a todo su equipo: Pascal, Miguel y Patrick. No tardarán en averiguar que la razón que se esconde tras los secuestros está relacionada con algo sucedido en 1942, en el campo de exterminio de Belzec. 

Durante toda la trama, Frédéric se verá obligado a decidir entre hacer prevalecer la verdad o la justicia; la causa o la consecuencia, la venganza o la salvación; al verse amenazado por los intereses ocultos de las Naciones Aliadas y las primeras olas de la Guerra Fría.

Una novela de espionaje tensa, dura y estremecedora, en donde el autor dibuja la justicia, la verdad y la venganza como un pasaporte para que el ser humano sea capaz de lo mejor y de lo peor en cualquier época y en cualquier lugar.

Un final rebosante de acción, provocará que el protagonista tenga que poner a prueba su vulnerabilidad, sus miedos y su integridad.