Las pérdidas del sector editorial en España superan ya los 1.000 millones de euros
On 11 abril, 2020 | 0 Comments

El Ministerio de Cultura ha hecho caso omiso a las demandas del ámbito editorial

El impacto de la crisis sanitaria del Covid-19 sobre el sector del LIBRO “va a ser enorme, extraordinaria e implicará el cierre definitivo de muchos negocios culturales en un ámbito ya de por sí deteriorado desde la crisis económica de 2008”, asegura el editor de MALBEC, Javier Salinas Ramos.

Según la estimación de la Federación de Cámaras del Libro FEDECALI, solo entre marzo y abril las pérdidas del comercio relacionado con el libro alcanzarán más de 1.000 millones de euros en España. “Y lo peor es que la situación parece que no mejorará hasta después del verano puesto que será inviable, hasta entonces, organizar eventos tales como firmas de autor, ferias del libro (todas suspendidas o aplazadas hasta octubre), presentaciones, encuentros literarios con lectores, etc”.

Tal y como apunta Javier Salinas, el sector incluye librerías, editoriales, distribuidoras y autores y es el que más aporta dentro del ámbito cultural al PIB español. “Será el sector cultural más dañado de todos” tal y como apunta el presidente de FEDECALI, Miguel Barrero.

el sector incluye librerías, editoriales, distribuidoras y autores y es el que más aporta dentro del ámbito cultural al PIB español

Ante esta dramática perspectiva, que será más oscura para las pequeñas editoriales, librerías o distribuidoras, el sector, a mediados de marzo, planteó una serie de medidas para comenzar y revitalizar el sector del libro al ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes.

Sin respuestas: silencio e inacción

“Hasta ahora, ni el LIBRO ni la CULTURA han obtenido respuesta alguna; solo silencio e inacción”, lamenta Javier Salinas. Entre las medidas solicitadas, y ninguna cumplida, por el momento:

  • Apertura de librerías durante el estado de alerta.
  • Suspensión de las cotizaciones de la Seguridad Social de empresas y trabajadores autónomos.
  • Agilizar los procesos de ERTE.
  • Apertura inmediata de créditos ICO a interés cero y dos años de carencia para librerías, distribuidoras y pequeñas y medianas editoriales.
  • Rebaja al 4% del libro digital.
  • Desgravaciones del 20% para la modernización los establecimientos de las librerías y distribuidores
  • Fomento de la compra de libros mediante sistemas como el “bono cultura”
  • Suspensión del IBI a las librerías en todo el país durante todo el año fiscal de 2020.

Tal y como confirma Javier Salinas, “nada de esto se ha aplicado ni parece que se vaya a aplicar”. Por ello, al menos esperamos que, “conforme vayan descendiendo los niveles de confinamiento, y como acaba de anunciar Italia, se puedan abrir al público establecimientos como librerías o papelerías”.

Hasta ahora, a no ser vía, on line, es imposible adquirir un libro físico. “Esto nos está destruyendo”.