LA RANA VERDE, la novela MALBEC que aporta un «giro cultural a las letras»
On 15 junio, 2020 | 0 Comments

Grandes críticas en AURISECULAR a la obra de Aida Isabel Arce por su «extraordinaria madurez»

LA RANA VERDE es ya el nuevo éxito de MALBEC ante la crítica por la «extraordina madurez» de su autora, la joven Aida Isabel Arce Aguado, tal y como refleja el Blog AURISECULAR en una amplia crítica y análisis de esta novela de ficción que aporta «un giro cultural a las letras«.

Esta novela es, sin duda, una «primera novela profunda que constituye el salto definitivo de su autora hacia la literatura».

Aida Arce ha escrito una novela «difícil que se desarrolla en una Cartagena, o en los barrios de esta ciudad, que apenas queda descrita porque lo que importa es La Rana verde, un local de copas y alterne por el que los personajes, allá en la década de los 70, se mueven al compás de Ray Charles, Van Morrison, The Rolling Stones, Cat Stevens…

Los grandes de la música entran a formar parte de la historia», señala la crítica del Blog Aurisecular.

Tres partes desiguales

La novela está dividida en tres partes desiguales. La primera, compuesta por 53 apartados, bastante cortos, alude a otras tantas canciones o iconos de la música.

La segunda parte hace referencia al siglo XXI, han pasado 40 años y el lector participa de los cambios que han tenido lugar en las vidas de Arturo, Amalia, Paco o María. Las drogas, el alcohol, los reproches, la culpa y el rencor han ido minando a unos seres que de alguna manera no están supeditados a la realidad.

La tercera parte, sin divisiones, muy corta, es una reflexión sobre el proceso de creación de un artista

Su madurez extraordinaria la ha hecho capaz de aportar un giro cultural a las letras. «Las palabras se interrelacionan para formar una estructura compleja, una red de situaciones y estrategias vividas fuera de toda norma en las que se unen personajes reales y ficticios, lugares internos que pueblan la memoria para competir con los que nos rodean, realidades diferentes que transforman la personalidad de los protagonistas en un cúmulo de contradicciones».

Una novela intimista con toques de humor

Está claro que, a pesar de ser una novela intimista, el humor se asoma en ocasiones mediante la animalización.

A veces la narración pasa a primera persona dejando al personaje que se exprese libremente, dejando que las asociaciones caóticas que pueblan su pensamiento le sirvan de vehículo para organizar sus ideas.

Todo es un misterio por descifrar en los personajes de La Rana verde.

Segun este blog, «el mayor interés radica en el subconsciente individual que va marcando el proceso de la escritura, hasta establecer una absoluta relación entre los protagonistas y su creadora. No hay una lectura única puesto que es una narración intimista, no está supeditada a la realidad. Cartagena, el Barrio de La Concepción, Las casas de Corea, son espacios reales pero no determinantes. Arturo y Amalia traspasan el contexto en el que se mueven y se instalan en otro más complejo, mucho más profundo. La soledad, el dolor, las drogas, imprimen un sentido trágico a sus vidas hasta potenciar la dimensión dramática de los sucesos cotidianos».

https://elblogaurisecular.blogspot.com/2020/06/la-rana-verde.html