historia de cartagena

FotoHistoria de Cartagena. Volumen 1

0.00

 

En enero del año 2014, el diario La Verdad en su edición para Cartagena empezó la publicación de una sección que bajo el nombre de Foto Historia de Cartagena quería documentar y contextualizar en su valor, las imágenes, que se convierten en un texto visual a explorar y descifrar, en relación a los valores vigentes en el momento en que fueron realizadas.

Durante años las fotografías han servido como documentos que comprueban la identidad de las personas, pero también como un análisis de las circunstancias históricas y culturales que entran en juego en la configuración de la memoria visual de una ciudad. Una crítica documental de la fotografía como testimonio y como elemento articulador de la memoria histórica implica ver la imagen tal como es (lo que fue y lo que existió en un momento dado), así como encontrar en ella la perspectiva documentalista que nos lleve a la dimensión testimonial e histórica y su función de memoria individual y colectiva.

Desde esa perspectiva del investigador surgió Foto Historia de Cartagena, desaparecidos los escenarios, los personajes y los monumentos, a veces sobreviven los documentos, y, en este caso, las fotografías lo son y nos permiten conocer la historia de Cartagena con profundidad y rigor.

Para este libro se han recopilado cincuenta artículos, son los primeros de otros muchos que, esperan su divulgación, pues la historia que no está escrita no existe.

 

FotoHistoria de Cartagena. Volumen II

0.00

Gran capacidad de comunicación de Pérez Adán, un “cartagenero prototípico”, un arqueólogo e historiador que ha sido testigo en primera persona de los más importantes descubrimientos de la ciudad como el teatro, anfiteatro, el foro romano… “Y que es un gran especialista en artículos de la historia de Cartagena y en fotografía histórica; es una de las personas más documentadas”.
Este nuevo volumen es ya “un libro imprescindible en la bibliografía de Cartagena” puesto que analiza la trayectoria de personajes tan relevantes como el papa cartagenero, Juan Fernández, Juan Guillén, Salvador Cánovas, el actor Antonio Alfonso o el futbolista Perico Arango.

Con esta obra, Foto Historia de Cartagena VOL. II, pretendemos dar continuidad de manera elíptica a una visión cronológica y divulgadora de los principales acontecimientos acaecidos en esta ciudad, utilizando las imágenes y fotografías como parte de un relato casi literario.

Aparece la fotografía en Cartagena como una necesidad de poder transmitir la actualidad noticiable en toda su dimensión, algo realmente novedoso frente a los medios tradicionales como la literatura y la pintura en sus especialidades de ilustraciones y litografías.

La imagen fotográfica juega un importante papel en la transmisión, conservación y visualización de las actividades políticas, sociales, científicas o culturales de la humanidad, de tal manera que se erige en verdadero documento social.

Si los periódicos constituyen una fuente histórica básica para la comprensión de los avatares de la humanidad durante los últimos siglos, la fotografía, sea la de prensa, la profesional o, incluso, la fotografía de aficionado, representa, con el cine y la televisión, la memoria visual de los siglos XIX y XX y es un medio de representación y comunicación fundamental.

Imágenes que cuentan historias, testimonio gráfico de una época donde se descubren una serie de instantáneas, convertidas en fragmentos que, al unirlos, narran la historia de una sociedad constituida por personas; esa es la única Historia.

Relojes de Torre Cartagena

0.00

El objeto de este libro, RELOJES DE TORRE CARTAGENA, es dar a conocer una parte importante del patrimonio de la ciudad de Cartagena, que en algunos casos está olvidado y en otros desgraciadamente, está desaparecido o convertido en chatarra.

Son pocos los relojes de torre de esta cuidad, que gracias al tesón y la dedicación de sus mantenedores, han conseguido llegar a nuestros días, desempeñando la función para la cual fueron construidos: dar la hora.

La mayoría de ellos, a consecuencia del abandono de los edificios que los albergaban, fueron vendidos como chatarra y hoy sus campanadas forman parte de la nostalgia del recuerdo.

Se trata este de un libro imprescindible para conocer parte del patrimonio histórico olvidado de la ciudad milenaria de Cartagena.
El autor ofrece, con soltura y de forma minuciosa, un estudio tanto ambicioso como detallado, de los relojes históricos de las torres de edificios patromoniales que estuvieron o están presentes a lo largo de la ciudad de Cartagena.

Otros fueron sustituidos por relojes, con maquinaria digital, y hoy duermen el sueño de los justos, después de su exhaustivo y largo trabajo, en las torres de algunas iglesias y en algún edificio público, convertidos en palomares improvisados, esperando que alguien se acuerde de ellos y los lleve a un museo, donde deben estar como un recuerdo de nuestra más reciente historia.