comedia

¡Aparta, que no me veo!

0.00

Inés es una joven cordobesa que lleva una vida tranquila y estable hasta que un día de navidad recibe un regalo en forma de foto que hace que Inesastra, su alter ego, despierte de su letargo y presa de la rabia, el dolor y la gripe acompañada de fiebre toma una decisión un tanto precipitada. Decide regalarse un viaje, unas vacaciones, un descanso temporal o un cambio de vida, no lo tiene claro, pero ya está hecho y no piensa cambiar de idea, o si, lo que provoca una discusión continúa con su otro yo.

Recibir un mensaje en el móvil en el que puedes ver perfectamente como tu pareja te está siendo infiel le parece motivo suficiente como para darse un capricho y por ello decide viajar hasta una isla paradisiaca, playa, sol, cócteles… lo que no tiene en cuenta es que el invierno en Menorca dista mucho de las fotos que cuelgan las turoperadoras en internet y si al mal clima le sumamos su desastrosa situación sentimental y emocional, el resultado no puede ser otro que una lluvia interna constante. Pero nunca llueve eternamente e Inés intentará levantar cabeza, salir a flote, hacer las paces (o al menos dejarlo en tregua) con Inesastra.

En el proceso de recuperación Inés hará amigas nuevas, conocerá a chicos, encontrará trabajo, querrá dejarlo todo, volver a casa, se enamorará, creerá haber encontrado su lugar en el mundo, o no…

El humor como base, con grandes dosis de optimismo, nos harán transportarnos a través de los escenarios más cotidianos (amor, amistad, búsqueda personal…) a un lugar dónde Inés e Inesastra (su álter ego) confluyen y ambas sumidas en este proceso de cambio se esforzarán por escucharse. Escrita con la mayor frescura, espontaneidad y con un humor que no te dejará indiferente.

 

Cosas que pasan cuando te enamoras por internet

0.00

Laura y Pablo se conocen por internet, que si ya de por sí es una forma algo especial de establecer una relación, más lo es porque lo hacen a través de Natalia, la mejor amiga de Laura… y sin permiso de ésta.

Lo que Laura no sabe es que Pablo, que esconde un secreto, tiene una familia y amigos muy peculiares. Y lo que Pablo no sabe es que aquello que quiere mantener en secreto puede dar la cara algún día y mandar al traste la relación entre él y Laura.

Desde el momento en que se conocen a través de la distancia, comienzan los líos entre Laura, Pablo, Natalia, los amigos, los abuelos, los padres, los hermanos, Eva la chihuahua (sí, porque también hay una perrita) y muchos más personajes.

Un divertido embrollo en el que veremos quiénes ganan: si las mujeres o los hombres.

Dos punto cero a la izquierda

0.00

¿Qué tienen en común un hombre a punto de perder la cabeza a causa de las redes sociales y de las series de televisión, la chica de moda en Internet, un escritor de novela juvenil en horas bajas y todas las princesas Disney?

La respuesta es DOS PUNTO CERO A LA IZQUIERDA.

Envíale una solicitud de amistad a ÁNGEL: el stalker. Sigue la vida de MIRANDA SMIRNOVA: la it girl. Suscríbete a la mente de ADRIÁN CORBALÁN: el escritor frustrado. Chatea con CENICIENTA: la terrorista virtual.

Conéctate a DOS PUNTO CERO A LA IZQUIERDA.

Un libro que te atrapa por su brillante sentido del sarcasmo reflejado a través de sus, cuanto menos, curiosos personajes protagonistas.

 

La ira de los mansos

0.00

Imagina por un instante que sin saber por qué, entras en estado de coma y sin que nadie se dé cuenta, puedes escuchar todo lo que dicen de ti tus allegados, familiares y médicos mientras estás postrado en la cama del box 5 de la UCI de un hospital cualquiera de una ciudad cualquiera.

Imagina que, de repente, empiezas a descubrir, a través de esos cariñosos seres que te rodean, la parte más oculta, rocambolesca, manipulada  y desgraciada de tu vida. Imagina la ira que podrías acumular sin poder hacer nada para remediarlo.

Si imaginas eso, entrarás en la mente de Lázaro al leer este thriller psicológico deslenguado, descarado, ácido, crítico, morboso, surrealista y satírico.

Leer esta novela supondrá darte cuenta de que somos tan vulnerables como depredadores y de lo complicado que es decir la verdad cuando sabes que alguien te está escuchando.