0.00

Canyonlands: balada de una cuarentena

Canyonlands: balanda de una cuarentena

Madrid, primeros de marzo de 2020. Tras completar un fotorreportaje por África, el fotógrafo estadounidense Mike Bradford se ve confinado por azar en un hotel madrileño, donde se ha declarado un caso positivo de coronavirus. Mike asiste a la evolución de la pandemia desde la cápsula de su habitación.

Conectado a la red, sigue cada día el crecimiento en las cifras de contagiados y fallecidos, así como las noticias del Estado de Alarma, la habilitación de improvisadas morgues o del hospital de campaña de Ifema. Mike opta por aislarse del mundo exterior e interiorizar toda esa experiencia de confinamiento, conectando con un rico universo de asociaciones filosóficas y poéticas. Sin embargo, su instinto de reportero de raza lo traiciona finalmente y trata de escapar del hotel para cubrir con su cámara los sucesos que se desbocan a su alrededor.

Al final de su cuarentena, Mike convoca una serie de recuerdos personales. Así, viaja años atrás, hasta un enclave del continente norteamericano que supuso un hito en su carrera profesional: Canyonlands. La evocación de la inmensidad y la aridez del desierto le hace concebir de otro modo su vivencia actual y le permite releer en clave de superación el suceso personal que más lo marcó en aquel entonces.

Canyonlands: balada de una cuarentena es una crónica muy personal del estallido de la pandemia de Covid-19 en Madrid, durante el mes de marzo de 2020, desde la mirada reflexiva y a menudo lírica de su peculiar protagonista.

Comprar este libro

Compartir

Conocer Al Autor

Canyonlands: balada de una cuarentena

Madrid, primeros de marzo de 2020. Tras completar un fotorreportaje por África, el fotógrafo estadounidense Mike Bradford se ve confinado por azar en un hotel madrileño, donde se ha declarado un caso positivo de coronavirus. Mike asiste a la evolución de la pandemia desde la cápsula de su habitación. Conectado a la red, sigue cada día el crecimiento en las cifras de contagiados y fallecidos, así como las noticias del Estado de Alarma, la habilitación de improvisadas morgues o del hospital de campaña de Ifema. Mike opta por aislarse del mundo exterior e interiorizar toda esa experiencia de confinamiento, conectando con un rico universo de asociaciones filosóficas y poéticas. Sin embargo, su instinto de reportero de raza lo traiciona finalmente y trata de escapar del hotel para cubrir con su cámara los sucesos que se desbocan a su alrededor.