Malbec Ediciones: el valor de una firma
On 28 noviembre, 2017 | 0 Comments

Una pasada semana repleta de eventos literarios con el sello de Cartagena

Muchos no lo saben pero el valor de una firma de autor es elevadísimo; tanto para el escritor, como para el sello editorial, como para el distribuidor, el punto de venta y, por supuesto, el lector o seguidor de ese fenómeno literario.

Esta pasada semana, Malbec Ediciones, en colaboración con la empresa de comunicación y distribución editorial TALLER DE PRENSA, celebró un sinfín de firmas de autores, presentaciones, actos, etc con los libros y sus autores como protagonistas.

La agenda, entre otros, la protagonizaron Pilar Fernández Senac, con presencia en Santos Ochoa Torrevieja, o Jan Alan y Víctor M. Mirete, en Santos Ochoa Cartagena; también Laura Ruiz en FNAC Alicante y Tomás Vte. Martínez Campillo en FNAC Murcia.

Pero eso no fue todo; también hubo presentaciones de libros como Bajo el iceberg, El hostal del inglés, La sangre no salta o Segura; o el anuncio en radio y en un gran evento en Cartagena de la adaptación a novela de la serie de televisión BENET, de Juan Tebar, que realizará el editor de Malbec, Javier Salinas Ramos, y que se presentará en primavera de 2018.

Este tipo de eventos son esenciales para una editorial pequeña. Es la manera de llegar al lector y el propio autor “debe involucrarse”, asegura Javier Salinas. 

Pero no está sucediendo en muchos casos. “Hay autores que tienen como objetivo simplemente ver publicada su obra, pero les da igual que se venda o se lea; de hecho, muchos desaparecen del mapa“.

Falta de respeto

Javier Salinas asegura que “esto demuestra una falta de respeto hacia sí mismo, hacia la novela que no promociona, hacia la editorial, la distribuidora y empresa de comunicación y también hacia la librería“.

Son cientos y cientos “los autores que nos remiten las obras a la espera de ser publicadas; es muy triste elegir a alguien que, tras ver su nombre en la portada de un libro, y éste en el escaparate o en la estantería de una librería, desaparece sin remordimiento alguno“.

Por desgracia, “si no eres un autor conocido, los libros por sí solos no se venden“.

Por otra parte, “en nuestro caso, invertimos en publicidad, en comunicación, en presencia web, en medios de comunicación, en divulgación literaria, en distribución. Pero todo esto no vale nada de nada si un autor ni tan siquiera se molesta en participar en firmas de libros, en ferias, en eventos literarios. Y es muy triste que un autor desprecie de esta manera su obra“.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: